Malos vicios

Tengo la costumbre de leer mucho. Es un hábito que desde pequeño cogí sin que nadie me guiase ni me aconsejase. Estos “malos vicios” han hecho de mi una persona inquieta, con ganas de evolucionar y de nunca pararme a pensar en lo que pudo ser y no fue.

Gracias a estos malos vicios se ha fomentado en mi una creatividad y una cantidad de pensamientos y actividades que puede dar la sensación que me desbordan, pero nada más lejos de la realidad.

Lo que he logrado es descubrir lugares recónditos en mi cerebro que están en constante y permanente ebullición.

Al principio era imaginación, pero con el paso de los años se fue transformando en hechos tangibles, actitudes y momentos que al salir daban la sensación de tenerlos perfectamente planificados. En ese instante es donde decidí dar el paso, salté de la imaginación a la creatividad, del dicho, de la palabra al hecho.

 

Leyendo “El Elemento” de Sir Ken Robinson me he visto reflejado por momentos. Todo empieza, todo se cierra, todo son ciclos… Imaginación, creatividad, actos, resultados, valoraciones y vuelta a empezar…

Estos “malos vicios” han hecho de mi lo que soy. Cuando veo que hay gente que no lee pienso en la cantidad de oportunidades que están perdiendo en su vida diaria, en las muchas opciones para resolver sus problemas, en las risas perdidas, en los viajes soñados… Malos vicios que seguiré cultivando, que seguiré regando, que seguiré fomentando.

Leer es aprendizaje, es conocimiento, es autoconocerse, es creatividad, es búsqueda, es avanzar, es verse reflejado en espejos… Dicen que todos somos distintos, pero no hay que olvidar que compartimos un 99,9% de ADN y por eso no estamos tan lejos unos de otros.

Cuestión de talento, cuestión de actitud, cuestión de valores, cuestión de imaginación…Lo dicho “malos vicios”

Fotos: Librería Arabe (Burdeos)

Vídeo: La Unión (Tren de largo recorrido)

 

Arrogancia, prepotencia y humildad

Vivo en una tierra muy dada a dichos y refranes. Una tierra dura, áspera, fría.. pero con gente muy noble que siempre va de frente. Un lugar maravilloso pero un lugar en el que también hay gente arrogante, prepotente, vocer@s… y por suerte también hay (y mucha) gente humilde, trabajadora y sabia.

La gestión de las personas, la gestión de los egos, del orgullo ha sido siempre uno de los grandes temas de estudio de los psicólogos. Tenemos que  ser conscientes de que no somos tan buenos como creemos pero siempre podemos ser mejor de lo que somos. El ser auténtico, coherente, solidario y humilde es uno de los grandes logros de nuestro autoconocimiento.

Nuestra Marca Personal se basa en la autenticidad, en sumar, en aportar sin esperar nada a cambio. Ese trabajo sobre nuestro desarrollo, sobre nuestra búsqueda interior va a hacer que nos planteemos cosas que hace un tiempo no muy lejano nos nublarían la vista.

Ser consciente de cuando tienes que dar ese paso, de cuando suavizar, de cuando correr es fundamental en nuestra autogestión. Y también ser consciente de cuando tenemos (y debemos) dar un paso atrás. Nuestra gestión, nuestros pensamientos, nuestros conocimientos son los que hacen que más tarde o más temprano demos el paso y sepamos coger las riendas de nuestro desarrollo y de nuestros objetivos.

Arrogantes y prepotentes son bienvenidos y según busquen y se pregunten verán posiblemente la magnitud de su error, de su actuación equivocada. El tiempo pone a cada uno en su sitio y cuando se cae la fachada, el muro, el envoltorio es cuando realmente se ve la persona o al personaje que hay detrás.

Saber como gestionar nuestras competencias y capacidades es lo que hace que podamos crecer y avanzar. El ego, que no la arrogancia, a ciertas dosis es bueno. Ese ego que puede hacernos más competitivos con/contra nosotros mismos, nos puede hacer ser más eficaces, ser más productivos y plantearnos unas metas que marcarán nuestros objetivos, nuestras finalidad y nuestra competencia profesional. Este ego es lo que hace que nuestras habilidades y nuestros hábitos estén orientados a un fin determinado sin olvidarnos que la humildad nos marca en nuestra actividad diaria. Mientras que la arrogancia, la soberbia y el egocentrismo nos reduce a la mínima esencia.

 

Video: Loquillo y Trogloditas “Rock and Roll Star”

Opciones, decisiones y acciones

Sucede por momentos.

Te das cuenta de muchas cosas cada vez que te preguntas de donde vienes, a donde vamos y cómo queremos ir (parece una canción de Siniestro Total de mi juventud)

En ese tránsito dudas muchas veces si estás en lo cierto, si estarás tomado el camino correcto, si la forma en la que actúas está en consonancia con tus valores, si estás actuando conforme a donde estás….

Momentos de dudas, de autoconocimiento, de autorreflexión, de refuerzo mental, de cavilaciones, de lecturas variadas, de bocetos, de escritos, de caminos sin final…

Tiempos en los que preguntas más de lo que debes por cuestiones que te parecen básicas… Qué quiero? Cómo lo quiero? Cuándo lo quiero?, Para qué lo quiero? (aquí continúo con La Unión…retazos de juventud)

 

Al final resulta que tienes un esquema claro de lo que quieres… Resulta que para llegar a conclusiones hay que parar, pensar y decidir. Son claves estos momentos. Momentos isquémicos en los que la cabeza y el corazón van cada uno por un lado. Momentos de escucha, momentos de crecimiento…

Llega un instante en el que parece que has avanzado medio mundo, todo lo ves claro, fácil, cierto (dentro del desazón y la duda). Pero te conviertes en alguien pragmático, casi un autómata con el plan bien programado, ves claramente el final, la decisión y tienes las respuestas a tanta incerteza.

Ahí cambiaste el chip. Llega del momento de pasar a la acción (Seguridad Social…los 90 a raudales) Sin actitud, cualquier optimismo es nulo, no sirve , no te preguntes para no actuar. Ahora que ya sé, actúo, ya tengo la respuesta a tanta pregunta…VOY!!!

Y cuando vamos crecemos, cuando vamos hemos decidido, cuando vamos hacemos. Al final tanta pregunta nos sirve para evolucionar, pero lo mejor de todo es que está en nuestras manos. Ya sabemos lo que queremos y tenemos un objetivo en la diana.

 

Video Seguridad Social “Acción”