Opciones, decisiones y acciones

Sucede por momentos.

Te das cuenta de muchas cosas cada vez que te preguntas de donde vienes, a donde vamos y cómo queremos ir (parece una canción de Siniestro Total de mi juventud)

En ese tránsito dudas muchas veces si estás en lo cierto, si estarás tomado el camino correcto, si la forma en la que actúas está en consonancia con tus valores, si estás actuando conforme a donde estás….

Momentos de dudas, de autoconocimiento, de autorreflexión, de refuerzo mental, de cavilaciones, de lecturas variadas, de bocetos, de escritos, de caminos sin final…

Tiempos en los que preguntas más de lo que debes por cuestiones que te parecen básicas… Qué quiero? Cómo lo quiero? Cuándo lo quiero?, Para qué lo quiero? (aquí continúo con La Unión…retazos de juventud)

 

Al final resulta que tienes un esquema claro de lo que quieres… Resulta que para llegar a conclusiones hay que parar, pensar y decidir. Son claves estos momentos. Momentos isquémicos en los que la cabeza y el corazón van cada uno por un lado. Momentos de escucha, momentos de crecimiento…

Llega un instante en el que parece que has avanzado medio mundo, todo lo ves claro, fácil, cierto (dentro del desazón y la duda). Pero te conviertes en alguien pragmático, casi un autómata con el plan bien programado, ves claramente el final, la decisión y tienes las respuestas a tanta incerteza.

Ahí cambiaste el chip. Llega del momento de pasar a la acción (Seguridad Social…los 90 a raudales) Sin actitud, cualquier optimismo es nulo, no sirve , no te preguntes para no actuar. Ahora que ya sé, actúo, ya tengo la respuesta a tanta pregunta…VOY!!!

Y cuando vamos crecemos, cuando vamos hemos decidido, cuando vamos hacemos. Al final tanta pregunta nos sirve para evolucionar, pero lo mejor de todo es que está en nuestras manos. Ya sabemos lo que queremos y tenemos un objetivo en la diana.

 

Video Seguridad Social “Acción”