A contracorriente

 

Siempre a contracorriente… Es una particularidad, un distintivo, un hábitat natural. Vivimos tiempos en los que lo normal es ir en grupo, a la sombra, dentro de la seguridad del grupo. Proliferan las modas, las tendencias, el seguir lo que hace la mayoría para intentar abandonar el camino al mínimo atisbo de duda.

Estamos acostumbrados a mirar con recelo, a criticar y a vilipendiar a los que eligen otro camino, a los que escogen otra vía, a los que se alejan de la masa, para (paradójicamente) alabarles cuando logran sus objetivos. Sin darse cuenta que son los que marcan tendencia, los que promueven el cambio, los zapadores que abren nuevas vías, los que marcan la diferencia y los auténticos referentes a seguir.

Son personas que provocan los cambios, que se cuestionan el porqué para entrar luego a fondo en el cómo. Crean nuevos hechos, tienen dudas pero se deciden sin miedo ante las dicotomías que se les presentan en su día a día. No les importan las críticas y saben como inmunizarse ante ellas.

Actitudes, hechos y resultados que hacen que siempre estén en nuestra mente. Pasión por lo que hacen, por lo que creen, ganas de innovar (pasando del pensamiento a la acción)…siempre con ganas de avanzar, sin importarles el resultado… Momentos de acción, momentos de simplicidad, momentos de confianza.

Saben que las cosas hay que hacerlas para saber por qué se han hecho.

Siempre he visto personas así, personas admirables a las que no les importa cómo sople el viento, gente creativa que actúa, que piensa y plasma, que se equivoca y sigue. Siempre a lo suyo, siempre adelante.

Gente que se motiva (automotiva), que ve oportunidades donde los demás solo ven amenazas, personas que se cuestionan a menudo su estatu quo, su buen hacer, sus buenos resultados, sus creencias…

Se trata de pensar, pararse, cuestionarse, de ser inquisitivo con uno mismo y sus limitaciones, se trata de sumar y de colaborar y sobre todo de pasar a la acción.

Son actitudes de crecimiento, actitudes de superación, actitud de escuchar, actitud de asumir críticas, de mirar al frente… actitud de ir contracorriente, de tener retos, de tener objetivos… Actitud de crear y de aportar valor.

Momentos de trabajo, momentos de diferenciarse, momentos creativos…tiempos innovadores.

Son personas con una  hoja de ruta  muy clara, que saben dónde dirigirse y cómo, ven beneficios donde los demás solo ven tiempo perdido.

Gente que trabaja y crea, gente que se diferencia y marca el camino, que siembra sin importarle cuando recogerá el fruto de su actividad…

En esa diferencia está la clave… Diferenciarse aportando valor*… Cada uno tiene que decidir por él mismo, es libre de dirigir la manera de gestionar su actividad, su trabajo, sus objetivos… La oportunidad de autogestionarse, de crecer, de mostrar todo el valor que uno puede aportar en su actividad habitual, de que le conozcan por lo que hace más que por lo que dice…

Definitivamente es infinitamente mejor que te compren por lo que produces, por lo que vales y no por lo que dices que vales. Esa gestión es nuestra y la gestión de la visibilidad debe ser intransferible.

Todos sabemos lo que llevamos en la maleta y es nuestra mano poder mostrarlo…Tenemos las herramientas y usarlas es una cuestión de actitud, de proactividad, de hechos… De no ser uno más y de poder enseñar esa característica tan personal que hace que seas tan diferente de los demás y mostrar ese valor que aportas.

No se trata de algoritmos, se trata de ser uno mismo.

Hedonismo? Individualidad? Vanguardismo? NO, solo trabajo y visión.

*”Si no aportas, no importas” Guillem Recolons (EKHuelva 2018)

Vídeo: El Canto del Loco “A contracorriente”

 

 

 

Equipos veteranos, liderazgo y gestión del cambio

La transformación y la gestión de equipos veteranos es una cuestión que plantea muchos dilemas y que puede suponer una continua paradoja.

No pretendo categorizar, generalizar ni ser dogmático en este post, entre otras cosas por ser esta una opinión muy personal sobre este tema y no tener el suficiente expertise para afirmar con rotundidad (opinions on my own)

Gestionar equipos heterogéneos, con una determinada y arraigada forma de trabajar y hacer, siempre es un reto… y una gran oportunidad para aprender!!! Son equipos (en mi caso) con un nivel de logro y de consecución de resultados espectacular, pero en general equipos con un grado muy alto de veteranía necesitan también un alto grado de reciclaje.

Lo que aprenderemos mañana quizás en breve estará desfasado y más a la velocidad con las suceden los acontecimientos.

Procesos disruptivos, procesos de aprendizaje, procesos de metamorfosearse sagazmente…

Tiempos en los que nos movemos de Transformación Digital, de flujos rápidos y constantes de información, de evolución a 10000 revoluciones… tiempos en los que la capacidad de adaptación y la asunción de manera consciente de los cambios y de las aptitudes serán claves en el desarrollo de los equipos.

Se corre el riesgo de que en un breve periodo de tiempo las personas queden completamente desfasada en el desempeño de sus funciones.

Con este panorama la actitud del equipo y el hacer y el estímulo de un líder son claves… Tomar decisiones de desarrollo por/para el equipo.

Un líder desarrollado en sus capacidades y en sus aptitudes debe ser la clave para el equipo. Su actitud ante los cambios, su proactividad, su impronta y su poso debe ser un modelo a seguir por su gente.

Liderazgo desde el ejemplo como muestra del camino a transitar por su equipo y una autoexigencia para poder desarrollar , implementar y anticiparse a los cambios (provocarlos). Es un tipo de liderazgo orientado a conseguir un compromiso del equipo siendo el primero en mostrarse y en creer en los objetivos y en los fines predeterminados.

Liderazgo honesto, coherente, valiente… con unos valores muy marcados orientados a la excelencia y al desarrollo de su gente. Liderazgo de hacer, de actuar, de ejemplificar… Liderazgo de acción en el que al final los resultados, el performance de su equipo van guiados y en concordancia con la misión y la visión de la organización.

Sus acciones y decisiones marcarán el logro cuantitativo y cualitativo del equipo. Anticiparse al cambio, fomentar el aprendizaje continuo, analizar concienzudamente, tomar decisiones,  ser exigente con su equipo… capacidades y habilidades de los líderes de acción.

 

Caminante no hay camino “Antonio Machado”

Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre el mar.

Nunca perseguí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles,
como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse…

Nunca perseguí la gloria.

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino
sino estelas en la mar…

Hace algún tiempo en ese lugar
donde hoy los bosques se visten de espinos
se oyó la voz de un poeta gritar
“Caminante no hay camino,
se hace camino al andar…”

Golpe a golpe, verso a verso…

Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse le vieron llorar.
“Caminante no hay camino,
se hace camino al andar…”

Golpe a golpe, verso a verso…

Cuando el jilguero no puede cantar.
Cuando el poeta es un peregrino,
cuando de nada nos sirve rezar.
“Caminante no hay camino,
se hace camino al andar…”

Golpe a golpe, verso a verso.

 

Video: Serrat y Sabina “Cantares”